La solución final

 

descarga

He visto la película La Solución Final.

Trata sobre la Conferencia de Wannsee, reunión de varios oficiales del gobierno alemán, algunos civiles con puestos de relevancia y altos cargos de la policía, celebrada el 20 de enero de 1.942.

Convocada por Reynhard Heydrich (oficial de alto rango y jefe de la oficina Central de Seguridad del Reich), pretendía alcanzar una solución para el problema judío,  de acuerdo con los representantes de los distintos sectores del gobierno alemán.

La película es comedida, para mi sorpresa, y mantiene un nivel más o menos cercano a lo que realmente se planteó allí. Evidentemente se introducen cuñas para ir mediatizando al espectador, pero si se visualiza con un cierto conocimiento de los hechos y esperando lo peor, se consigue hasta disfrutar el guión.

Le llamaban problema judío porque, además de Alemania, los judíos ocupaban gran parte de Europa del Este, y conforme se iban anexionando territorios, más número de judíos se iban encontrando. No es que fuera un problema  de masificación, porque es evidente que las cifras que manejan en la película no tienen pies ni cabeza,pues,  haciendo un cálculo somero, hablaban de un porcentaje de población judía tan elevado que  diera la impresión de no existir más que judíos en Europa;  y eso es falso, por supuesto. Pero, como ya he dicho, se introducían datos alienantes para justificar el propósito de condena de dicha reunión.

En ningún momento se habla de exterminio; se intenta introducir el término en el desarrollo de la película pero hubiera sido una errata demasiado cantada y, por eso, he comentado que me resultó comedida. Casi, casi, real.

Promulgadas las Leyes de Nuremberg – mediante las cuales se dictan ciertas prohibiciones hacia los judíos; por ejemplo, matrimonios mixtos, ejercer profesiones en territorio alemán, consideración de judío en función del grado de parentesco con un judío, etc.-, el gobierno alemán entiende que no son suficientes  a efectos de construir una Alemania blanca, patriota, con trabajadores para el bien común, no para sí mismos. Por ello, se convoca la reunión a fin de encontrar una solución definitiva y evitar seguir poniendo parches, dado que el ejército alemán ya se encontraba avanzando en territorio bolchevique.

¿Qué se intentaba excluir en realidad? El marxismo cultural.

Ese marxismo cultural que se extendía entonces y que en la actualidad ha impregnado la mente de la sociedad mundial.

¿Quiénes son los inventores, promotores y divulgadores del marxismo cultural? Los judíos.

lau3-680x365             Los alemanes ya observaban la maldad del marxismo cultural que se estaba imponiendo; no es de extrañar su recelo por los judíos (y no han podido ver lo que ocurre ahora);  no hay que olvidar que la Escuela de Frankfurt tenía una finalidad: Imponer una ideología cultural y social que revolucionara el mundo con el fin de destruir la sociedad occidental cristiana.

Una panda de filósofos y “pensadores” (nunca he entendido esta profesión), todos judíos,  se unieron para constituir el Instituto de Investigación Social en 1.923. Viendo que la revolución del proletariado no había triunfado en Europa, salvo en el germen ruso (y por fuerza violenta), idearon un plan alternativo:  Se olvidaban del obrero –al que ya habían utilizado sin resultados- y propusieron una revolución cultural, que machacara los cerebros de la población, que se adentrara en los más profundo de la mente, que condujera su forma de pensar, de comportarse en la sociedad.

Las escuelas, los centros de formación, las asociaciones culturales y literarias fueron su objetivo, porque desde allí, desde la cultura, se podía trepanar el cerebro de la población para conseguir una sociedad distinta, a su diseño.

Las claves del marxismo científico de Marx se aplicaron al marxismo cultural. Ya no era la lucha de clases, era la lucha del propio individuo contra sí mismo. Degenerados judíos como  el cocainómano Freud,  el depravado Marcuse, y tantos otros (no vamos a profundizar), instigaban a buscar en el interior del individuo sus insatisfacciones y alienaciones; creando en sus seguidores ansias por conseguir explayar sus instintos más primarios, animales; prolegómenos de los movimientos de “libertad sexual” y liberación del cuerpo que se sucedieron en los años 60.

Utilizaron a las mujeres para “defender” una estúpida igualdad con el hombre; sin ánimo de alcanzarla, simplemente se trataba de una forma de eliminar la diferencia de sexos (evidente y biológica) para construir un engendro de sexo único, mediante el que se descartaba la maternidad y el aborto se erigía en la libertad de la mujer a decidir.

No hay que olvidar que los orígenes del feminismo se encuentra en mujeres judías: Betty Friedan, Shulamit Firestone, entre muchas otras;  ultra-feministas, ambas judías.

Los judíos, dentro de su plan de corrupción de la sociedad, utilizaron a los negros también, como medio de sensibilización para la destrucción de la diferencia de razas. Introdujeron a los sodomitas en la lucha por alcanzar derechos que no necesitaban. Todo con una finalidad: Conseguir una globalización sionista.

Por otra parte, los judíos capitalistas, ricachones, afincados en Estados Unidos, emigrados de Europa tiempo atrás,  no hicieron nada por ayudar a su congéneres europeos en aquellos tiempos que según cuentan se dictaban medidas de fatales consecuencias para su etnia, quedando impedidos parcialmente para ejecutar su malvado plan. Los americanos judíos no querían ayudar a los judíos europeos, no movieron un dedo por expatriarlos y darles un lugar de acomodo, ¿Por qué no les ayudaron? Porque no era su propósito ni tampoco ocurrió lo que cuentan. Ningún país de la Europa de entonces quería recibir a los judíos, todos los gobiernos se negaron.

Han conseguido que se condene cualquier mención a la negación del exterminio judío, del llamado holocausto, está prohibido negarlo y cuestionarlo; prohibido, sí, prohibido. No ha habido lobbie, organización, cultura, etnia, pueblo….que haya conseguido tanto como los judíos.  Han conseguido que demócratas, bolcheviques, liberales, capitalistas, izquierdosos….sigan su plan. Han conseguido que el mundo sea como ellos quieren y solo hemos empezado.

Pero, señores judíos ¿por qué critican tanto las Leyes de Nuremberg, si ustedes están haciendo lo mismo? Prohibición de matrimonios mixtos, no admisión de inmigrantes, no posibilidad de que occidentales instalen sus comercios en Israel…..No admiten invasores en su porción de terreno, pero aprueban y alientan que invadan Europa. ¿De qué van? ¿De hipócritas?

Atención, no solo  el Islam es nuestro enemigo en Europa ( es el brazo ejecutor), sino el que mueve los hilos; el que financia el islamismo para conseguir el Globalismo sionista, ayudado en Europa por Merkel, a su servicio,  y por la izquierda depravada.

Los patriotas europeos tenemos que pensar en una Solución Final para combatir este proyecto sionista.

Anuncios

Un pensamiento en “La solución final

  1. Interesante y preocupante. No quisiera que nuestra civilización occidental que tanto ha costado conseguir sea lapidada por estos movimientos y por la invidente clase política que nos rige. Nuestra función es difundir estos temores, despertar y sensibilizar a la población con valores occidentales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s