Nuestro ejército dormido

 

descarga

Hay un individuo en Cataluña que se hace llamar President. Y este mismo sujeto, apoyado por la piara del Parlamento catalán, dice además que el proceso soberanista sigue su curso y que nada ni nadie –mucho menos los tribunales- lo van a impedir.

Hace un tiempo, el ministro de Defensa manifestó que “ Si todo el mundo cumple con su deber, no hará falta ninguna actuación”, refiriéndose esta actuación a la de las Fuerzas Armadas.

Pues aún están por llegar, teniendo en cuenta que se ha procedido a una declaración unilateral de independencia y que los tribunales no producen su efecto en la chusma política independentista.

¿Qué le pasa a nuestro Ejército? ¿Su tan cacareada neutralidad exige traspasar los límites razonables?

Un Ejército subyugado –que no limitado- al poder político democrático. Un alto mando que ha perdido el honor y que prefiere codearse con sus propios enemigos, permitiendo ser escupido y pisoteado con su total anuencia. Y no es eso lo peor, sino que permite que lo sea la Patria, a la que ellos juraron su defensa.

El que no está cumpliendo con su deber es el propio Ejército; no ya moral –no aspiro ya a que un alto mando politizado tenga moral- sino con su deber constitucional, tal y como contempla el art. 8.1 de la CE

Artículo 8.

  1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

¿Es qué tiene que esperar a que cualquier personaje de la clase política le ordene actuar? Pues ya podemos esperar sentados porque eso nunca ocurrirá.

Recuerdo a un General –ahora General de División- que tuvo el honor de dirigir la Academia General Militar, aunque deshonró su cargo, y que como aficionado a practicar excursiones al Polo Norte, en cada vuelta conseguía un ascenso. Sí, bonito curriculum. No es de extrañar que comentando lo sucedido el 23 F –en el que unos valientes intentaron algo y no precisamente escalando montañas-  hiciera estas declaraciones:

En su opinión, el fracasado putsch “puso el foco en las Fuerzas Armadas y en que había que modernizar determinados aspectos de su estructura, pues se trata de un colectivo muy importante”.

El resultado, al cabo de 30 años, “es un Ejército que ya no tiene nada que ver con el que había en los años 80, modelado por la entrada en la OTAN y en la Unión Europea y de tamaño mucho más reducido que el que había entonces”

Exactamente, un ejército que ya no tiene nada que ver con el que había en los años 80, debido a que se les ha despojado hasta de su propia identidad. Este General de División no enseño en la Academia lo que Calderón de la Barca describió con tanto acierto:

“Ese ejército que ves
vago al yelo y al calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que él adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace
y sin mirar cómo nace
se mira cómo procede.


Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mayor calidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho,
no adorna el vestido al pecho,
que el pecho adorna al vestido;

Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.


Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.


Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la fineza, la lealtad,
el honor, la bizarría;
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son,
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna,
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados

Porque señores del alto mando, no adorna el vestido al pecho, que el pecho adorna al vestido.

Lamentablemente, pocos quedan con pecho de honor que pueda adornar su uniforme.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s