Los comunistas y los niños

images

El postureo con niño en el Congreso de la adinerada podemita  Bescansa, no solo tiene indicios de vulnerar los derechos humanos de la infancia, sino de implantar una ideología; que es la que vamos a soportar en España, con la útil complacencia de los socialistas.

Los comunistas siempre han utilizado a los niños para su agit prop. No hay bolchevique que no haya aparecido con un niño en brazos en las propagandas comunistas. ¿Por qué? Porque demuestra su poder sobre la inocencia infantil, que acaba convirtiéndose en un servilismo futuro; simplemente es una inversión de recursos para crear lacayos comunistas. La fuente es tierna, no está contaminada; ya se encargarán ellos de impregnarla con sus dosis de maldad.

El vergonzoso hecho de esa impresentable suscitó críticas, a cual más esperpéntica.

Las feministas –sí, esas que no abrieron el pico por la violencia machista mora de la Nochevieja en ciudades europeas, las mismas que se callaron como…lo que son- se indignaron porque se promocionaba el símbolo de la maternidad.

Otras, manifestaron que se trataba de un agravio a las madres que no pueden llevar a sus hijos al trabajo.

En su conjunto, aprovecharon para reivindicar la conciliación de la vida familiar con la laboral.

Menudos pasteles de comentarios.

Pero lo cierto es que todo es una mentira. Porque todos saben que esa tipa, multimillonaria comunista, que pasa sus vacaciones en la mansión de su familia, cuando acabó el numerito en el Congreso, dejó a su hijo al cuidado de la niñera, de lo que se han encargado de no publicitar.

Siguiendo la línea de la propaganda comunista, lo cierto es que ha utilizado a su propio hijo como producto de mercado de una ideología.

Estos son los comunistas que nos quieren gobernar.  Privilegios para ellos y el proletariado haciéndoles el trabajo, fomentando la discordia, el enfrentamiento, el odio; porque es lo que les alimenta y de lo que viven, a cuenta de aprovecharse de la masa servil, ignorante y rabiosa, que solo sabe proyectar la ruina y la decadencia.

Recordemos que los líderes bolcheviques okupaban palacetes robados a los aristócratas que asesinaban. El pueblo habitaba viviendas compartidas, hacinados en pequeñas estancias, con pocos recursos para sobrevivir. Pero siempre levantando el puño y entonando la internacional; como ilusos creyentes o como amenazados de muerte.

En la actualidad siguen la misma línea. Los cabecillas viven como burgueses –no olvidemos la corrupción que rodea a Podemos- y sus votantes, unos descerebrados que solo siguen el silbato de sus guías, porque no han vivido,  ni siquiera conocen lo que es el sistema comunista; que por su misma putrefacción se hundió.

Pero la democracia que nos han dado los ilustres cerebritos aprovechados, permite que gorrones como los comunistas tengan su lugar en el gobierno.

Todo cabe y todo vale, hasta partidos herederos de dictaduras matarifes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s