Le cirque de la gauche

todos-infant

El espectáculo circense que hay montado en Cataluña, además de sentir vergüenza ajena, demuestra lo corrompida que se encuentra la política. Hay muchos ejemplos, pero este patio de colegio, supera cualquier expectativa.

Los batasunos de la CUP se creen 001_1451217967_521126_1451218103_album_normal_ShortHeaderimportantes, son chulos, insolentes y mediocres.

Aglutinan lo peor de la bazofia –y eso que hay mucha en el gobierno catalán-, son anarquistas, internacionalistas (¿qué es eso?), feministas, anticapitalistas, antimperialistas (¿cómo?)….todos los istas que hagan falta hasta llegar a independentista.

Y me pregunto, ¿cómo es posible que la democracia permita la ilegalidad vigente?  ¿El bucle democrático es capaz de absorber a partidos que solicitan lo ilegal, como es la independencia de una región de España?

Una propuesta inconstitucional, con unas actitudes totalmente ilegales -como las de ignorar las sentencias de altos tribunales-, permitir una declaración de independencia en una sede institucional, cometer actos de rebeldía jurídica y política, eliminar la bandera española de los ayuntamientos e instalar el trapo revolucionario……(se podría seguir relatando interminablemente)…..Todo esto, ¿no es motivo para prohibir el asalto al poder de esta gentuza?

No, no es posible para los demócratas;  por la simple razón de encontrarse atados por la propia democracia. Porque esos indeseables cuyo objetivo es ilegal, han sido votados por el pueblo y esa soberanía popular es cosa sagrada para los demócratas, aunque se incurra en delito.

Así surgen términos de oposición  como  independentistas y  constitucionalistas ¿qué quiere decir?, que los primeros no actúan acorde con la constitución, luego, se entiende que no deberían ser representantes de nada. Y mucho menos llamarles diputados. ¿O qué?

Ante este panorama, creo que todos estamos legitimados para saltarnos la ley cuando nos plazca. Así que el demócrata que apruebe que insurrectos se encuentren okupando puestos de poder con un sueldo que pagamos todos,  también aprobaría que un ladrón le  desvalijara su casa.

Total, las leyes no se dictan para los delincuentes, sino para las personas honradas que no puedan pagar el recibo de la luz; ahí sí que recae el peso de la ley.  Y mientras,  en el Parlamento de Cataluña, una pandilla de golpistas se ríen de la ley y,  lo peor, se lo consienten.

Pero aquí no acaba la cosa, porque esos mismos demócratas que respetan la soberanía popular mediante la que unos rebeldes son llamados diputados, se escandalizaron cuando en Francia el Frente Nacional alcanzó un alto porcentaje de votos en las elecciones regionales. Es decir, que cuando un partido con ideas antagónicas a esa chusma de la izquierda sube posiciones, todos lo temen y pretenden aislarlo.

Igual pasaría en España, con un partido tradicional o católico. Sería objeto de críticas y le escupirían, poniéndole obstáculos y señalando vilmente a sus votantes, como ya ha ocurrido.

Así que la chusma demócrata prefiere ensuciarse mezclándose con la purria izquierdosa e ilegal, a la que le otorgan el derecho a gobernar, gracias a la marranería –perdón, soberanía- popular.

guillotina3No olvidemos que al final, tanta soberanía acabó en guillotina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s