Elecciones I, elecciones II, elecciones III….y sumando

votando

Se pueden hacer infinitos análisis de los resultados pestilentes –perdón, electorales-; esto es como el arte o el fútbol, de lo que todo el mundo entiende y nadie sabe nada.

Hablan de una España imposible de gobernar –como si antes hubiera sido gobernada-, de pactos de unos con otros, de dimisiones y de empeños en seguir en el candelero, de posibles nuevas elecciones primaverales…….Los columnistas hacen su agosto, los medios su gran tirada y los políticos chapoteando en aguas enfangadas (y lo peor, no se ensucian ni los zapatos,  ¿cómo lo consiguen?)

La cuestión es que tenemos a los estalinistas subiendo como la espuma, los centro-derecha con una colleja bien dada, los socialistas (violentos de antaño y ahora burgueses) buscando un madero al que agarrarse, los secesionistas arreglando sus asuntos….Y resulta que todos están contentos. No se entiende.

vaquittaComo seguirán mamando de la teta, les da lo mismo; solo es cuestión de poder, porque en lo económico no tienen problema alguno, pues las arcas del estado son ilimitadas para nutrir de leche a todos los mamones; a los políticos, claro, porque a la población mal rayo les parta, y si no prueben a pedir, a ver qué les responden.

Da miedo, sí, da miedo porque lo poco que tienen algunos pueden perderlo gracias a la inoperancia de esta gentuza. Cada vez el pozo es más profundo y cada vez cuesta más llegar a la superficie para respirar. El barco se hunde y España está enferma terminal; solo quedan los cuidados paliativos para que la muerte no sea tan violenta y nos hagamos a la idea. Cosa que algunos hace tiempo lo vemos.

No hay que atribuir la responsabilidad a los politicuchos o a los putrefactos partidos políticos, no; la responsabilidad del hundimiento es de la masa. De los que confían que la democracia corrupta va a traerles el pienso a sus hogares, de los ilusos que votan por alternativas a pesar de que ya está todo inventado y manoseado, de los del Frente Popular, que tienen ganas de marcha y no saben qué hacer, de los teóricos de la política que su insana inteligencia la utilizan para saciar su odio. Los partidos políticos viven porque se alimentan de su manada y de las subvenciones que pagamos todos con nuestros impuestos.

2885232-1434401139208947-pngLo divertido de todo esto es ser mero espectador y no contribuyente a este desatino. Es como estar en el cine en la proyección de Star Wars, una saga que nunca acaba y que de vez en cuando se remonta al principio y ya no se sabe si la película que se está viendo es la continuación o el origen.

Y lo más divertido es ver cómo se rompen los cuernos para llamar a unos o aliarse con otros. Cada uno diciendo la suya;  reuniones, mesas redondas, congresos para saber qué hacer. Qué espectáculo.

Hay quien prefiere ver Gran Hermano o Sálvame o quién prefiere estar pendiente sobre lo que van a hacer los mediocres políticos. Al fin y al cabo es el mismo reality show. Porque la política en España es un cachondeo. Y si no fuera porque va a afectar a nuestras economías domésticas–que al final es lo único a lo que puede quedar reducida nuestra preocupación, dada la situación-  sería motivo para echar unas risas acompañadas de una caña bien fresca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s