El regalito de Merkel

_pazucrania_75e7eaa6

Alemania y Francia (los de siempre) van a presentar un plan conjunto de reparto de inmigrantes.

Merkel ha dado la alerta y si Merkel se mueve, todos sus lacayos europeos bailan a su son.

descarga (5)Y nuestro presidente español –que no tiene nada de español y menos de presidente-  se reúne con ella y acepta el plan. Así que nos vamos a comer los inmigrantes del norte y los inmigrantes del sur.

Porque no sé si Merkel  y sus secuaces se han dado cuenta de que España está presionada en su  frontera en Melilla. Y cuando España ha sufrido avalanchas masivas, Europa NO HA DICHO NADA. Todos callados,  como lo que son.

Cuando los negros que trepan la valla se ríen de nuestra Guardia Civil  -porque tiene prohibido hasta mirarles mal-, y entran en territorio español por la fuerza,  son alojados en instalaciones dispuestas por el ejército y alimentados con nuestros impuestos, ni Merkel ni el francés abren el pico. Pero ahora que les están presionando a ellos, es cuando el problema se convierte en cosa de todos.

Es muy emotivo escuchar que la Unión Europea tiene vínculos fuertes con los “derechos humanos universales”. Es emotivo cuando un país tiene fortaleza económica y un índice de paro mínimo. Pero no es el caso de España, en el que hay muchas personas que no pueden llegar a final de mes, que no pueden pagar siquiera los suministros básicos, pero tampoco tienen derecho a las prestaciones de los inmigrantes, porque no son inmigrantes, sino españoles. Y esa es la lacra que tienen que arrastrar.

Solo recordarles a los europeos progres que ocho guardias civiles estuvieron imputados al ser denunciados por una ONG – de esas que tanto gustan- por las acusaciones  de un negro llamado Daniel ¿? que alegó haber sido golpeado por los agentes cuando intentaba entrar con violencia en Melilla. Risa me da esa parodia inventada, aunque es serio el asunto porque esos guardias civiles protegían nuestra frontera. Finalmente, el juzgado de instrucción núm. 2 archivó la causa, afortunadamente.

Y el colofón: Ha dicho Merkel que “tolerancia cero” del Estado contra la violencia ultraderechista contra los refugiados. Ahora se les llama refugiados. Y a quienes no estamos de acuerdo somos ultraderechistas violentos.

Se nota que los dirigentes europeos no utilizan los medios de transporte públicos, ni tienen como vecino a un moro o a un negro; es muy cómodo observar la vida tras los cristales tintados de un coche oficial y en la distancia del poder, mientras obligan a que seamos los ciudadanos de a pie los que tengamos que bregar con sus protegidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s