Ha muerto un soldado español en Líbano, en el ejercicio de su deber

El cabo Francisco Javier Soria. / DEFENSA

 

Ha recibido funeral de honor, le han impuesto la Cruz Roja al mérito militar a título póstumo, la familia ha recibido las condolencias que exige el trámite oficial y el gobierno de Israel ha transmitido su pésame y disculpas.

El gobierno de España ha exigido una investigación y efectivos militares españoles se han desplazado a Israel para colaborar en el esclarecimiento de los hechos. Cabe preguntarse qué criterios se han seguido para su elección y suponer que se ha echado meno de quienes hagan el menor ruido.

Toda una pantalla de oscuras intenciones. Todo quedará en un expediente archivado para no entorpecer el devenir de las relaciones internacionales con Israel; siendo España un estado pro-sionista de los más sumisos.

La conclusión, al margen de las investigaciones políticas, es que el cabo Francisco Javier Soria Toledo fue asesinado por las fuerzas militares israelíes. Asesinado quiere decir que se lanzaron proyectiles que explotan antes de tocar el suelo y expanden munición anti persona, haciendo un cálculo aleatorio, sin importar lo que se llevaban por delante; aún teniendo conocimiento de la existencia de la línea azul, ocupada por militares cascos azules.

¿O acaso alguien cree que si hubiera sido responsabilidad de Hezbollah no se hubiera concluido todo rápidamente? Cuando se investigan los hechos y se organiza un escenario político es porque ya se conoce de antemano la imputación del atentado, pero hay que lavar las caras y redactar informes adecuados. Porque no es imaginable que el gobierno español se atreva –por la cobardía que normalmente destila- a pedir responsabilidades penales por el asesinato del militar español.

El cabo asesinado cumplía una misión; una misión española porque era militar español. España participa con el FPNUL- Libre Hidalgo y su compromiso con las Naciones Unidas obligó a desplazar un contingente de militares españoles a Líbano.

El soldado hacía guardia en la garita y encontró la muerte. Una muerte por asesinato porque no le dieron la opción de defenderse, de luchar, no estaba en el frente. Estaba en la zona de paz, de esa paz que no entiende Israel.

¿Quién es el terrorista?

¡Cabo SoriaToledo formaré contigo, que haces guardia sobre los luceros!

Para saber más:

Información del Ministerio de Defensa sobre la FPNUL

Expertos españoles investigan desde mañana la muerte del soldado en el Líbano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s