A la deriva

 

autobushazteoir

Durante estos días se ha celebrado el llamado World Pride Madrid 2017, convirtiéndose la capital de España en la sede gay friendly o,  más bien,  la definiría como las Sodoma y Gomorra. Todos los partidos políticos, sin distinción,  se han mostrado acordes con este evento; esto es un aviso para todos aquellos votantes de partidos denominados “mal menor”, y que han demostrado ser en realidad más de lo mismo y encantados de conocerse.

El despliegue policial y de seguridad ha sido tremendo; han estado más protegidos los participantes de esta concentración que cualquier ciudadano de a pie que paga religiosamente sus impuestos y que se encuentra totalmente vulnerable a los robos, los ataques, las okupaciones de sus viviendas, las violaciones……

Es curioso que los políticos que se dedican a la protección de este colectivo, sean los mismos que exigen la apertura de fronteras para la entrada masiva de musulmanes que reconocen su aversión a la homosexualidad y que ejecutan –literalmente- a cualquier persona que manifieste una conducta invertida. Este tema contradictorio será motivo para otro artículo.

Para vestir las ciudades de España en solidaridad con el evento, se han destinado fondos públicos para pintar la bandera arco iris en bancos de parques públicos, iconos de los semáforos, pasos de cebra. Todo un despliegue de orgullo político a costa de los impuestos de todos.

Los sucesos e imágenes que se han podido contemplar durante estos días a través de las redes sociales o de los medios informativos dejan sin palabras a cualquier persona con sentido común. Me ahorro trasladar imágenes dado su alto contenido indignante, pues ya no solo eran los adultos protagonistas de escenas repulsivas, sino que se han utilizado a menores, a niños, para la diversión general por medio de espectáculos no aptos ejecutados por ellos mismos.

He echado de menos a las organizaciones internacionales de protección del menor. ¿Dónde estaban? ¡Ah, no! Que velan por la protección de los menores que se encuentran “presos” de familias tradicionales. Es verdad, no había caído en la cuenta que “lo peor” para el menor a efectos de las organizaciones de protección del menor es un entorno agradable, natural, familiar, de cuidados, de educación……pero que un niño sea obligado a presenciar espectáculos de desnudos, de viciosos tocándose sus partes públicamente….es “lo mejor” para su salud mental y desarrollo psicológico. ¡Por eso los organismos internacionales no han emitido queja alguna!

Es posible que a partir de este momento, ya no se permita opinar ni escribir acerca de este colectivo LGTBI tan protegido por las instituciones políticas españolas y europeas. Han dado un paso adelante en la reivindicación de sus imposiciones, acompañada de proposiciones de ley que sancionen gravemente a cualquier persona física o jurídica que “se atreva” o “tenga la osadía” de emitir cualquier tipo de juicio en contra de este libertinaje. Se pretende invertir la carga de la prueba, en el sentido de tener que ser el denunciado el que demuestre que no cometió la falta de la que es acusado. Posiblemente, se pueda llegar a ser detenido por una simple denuncia de un “agraviado” y, luego, ya se demostrará si  se es o no culpable. Algo similar a la nefasta Ley de Violencia de Género, que vulnera el más sagrado principio del derecho relativo a la presunción de inocencia.

Nos encontramos viviendo en una sociedad depravada, cuya ideología es impuesta ¡cómo no! a través de la educación en las escuelas –foco de captación utilizado por los esbirros del Nuevo Orden Mundial- y por medio de aterrorizar a la sociedad en general con graves sanciones económicas o penas de prisión. Al más puro estilo stalinista. Imponer el terror para evitar la disidencia.

Tarde o temprano, los llamados heterosexuales –palabro utilizado democráticamente para diferenciar entre las distintas “tendencias sexuales”- será una especie en extinción y los que no se adapten a las “formas de género” serán perseguidos con saña.

De esta forma, la natalidad blanca quedará reducida a la nada, promoviendo la homosexualidad y destruyendo lo natural. El enaltecimiento de la ideología de género no tiene otra finalidad que acabar con la raza blanca, dado que esta presión mundialista del nuevo orden no se ejecuta en tierras de otras razas; no existe ningún espectáculo parecido en continentes de otras mayorías raciales. ¿Por qué? Porque no interesa; solo existe un foco de exterminio y empieza por Europa.

 

 

¿Pueblo o Patria?

1482-bloc_identitaire2

 

Cuando se pretende alcanzar un objetivo, primero se tiene que saber cuál es. Caminar a tramos, sin portar alforjas en previsión de lo inesperadamente largo que pueda ser el camino, me parece más estar participando de una aventura que ser conscientes de una certeza.

Todo ayuda, es cierto, y aventureros fueron nuestros héroes de la historia, pero tenían algo de lo que hoy se carece: Honor y sacrificio. Y una meta clara y segura.

Actualmente, están surgiendo en España grupúsculos que se autodenominan identitarios. La palabra patriota ya no forma parte de su vocabulario; ha quedado oxidada en su bagaje; incluso se atreven a decir que hay que alejarse de un “fascismo” cainita que ha acompañado a la tradicional defensa de España, que la realidad española es otra distinta a la histórica. ¿Ah, sí?

No es un descubrimiento que la sociedad cambia con los siglos, pero la Patria no. La Patria perdura siempre, su significado, su esencia; la Patria no entiende de identitarismo ideológico ni de términos actuales inventados por los modernos yuppies de la identidad, que no de la Patria.

Sospecho que más que una realidad, el identitarismo es un juego de palabras, una manera de integrar tantas opciones como haya, un conglomerado de alternativas unidas por un nexo común: Defensa de Europa en su conjunto.

Pero dentro de Europa, ¿qué pasa con las patrias? No pasa nada, porque el identitario no cree en las patrias, solo cree en la identidad de los pueblos; es decir, un secesionista catalán también es identitario, así como un vascongado, o un ucraniano o un bretón o un gibraltareño, y ya no hablemos de la identidad andaluza que proclamaba Blas Infante; cualquiera que pretenda reivindicar un sentimiento de pueblo, que no de patria. Todos son identitarios y entre los identitarios no se pueden quitar la razón, porque persiguen lo mismo.

Y ahí está el error de estos movimientos.

Si nos ponemos a examinar los orígenes del identitarismo nos perdemos en diversas ramas, filosofías e ideólogos. En realidad no es un movimiento uniforme aunque presenta unas bases comunes.

  • Predominio del paganismo. Retroceden a las antiguas creencias anteriores al cristianismo, culto al sol, esoterismo, símbolos paganos, druidas. Entienden el cristianismo como una fe extranjera, no originaria del continente, por lo que sin despreciarla, la toleran como una parte del folclore tradicional,  dado el tiempo que lleva asentada.
  • No es la civilización cristiana la raíz de la grandeza de Europa, sino la raza blanca. Si bien, no les falta razón, también es cierto que el cristianismo forjó una Europa unida y próspera. Un identitario entenderá que el cristianismo es fanatismo y ha sido una de las causas de la llamada a la multiculturalidad.
  • Rechazan completamente la historia de España en lo que respecta al Imperio español, así como a los descendientes de españoles o europeos del continente americano, considerándolos inmigrantes en la misma medida que un moro; sin tener en cuenta que la base de su cultura es española, que su madre patria es España y que el ius sanguinis que tanto exigen, se puede dar por descontado en un gran porcentaje.
  • Alusión constante a los términos “nativo”, “indígena , al referirse al europeo autóctono.
  • Misma identidad en una Europa desde Portugal hasta Rusia o Siberia. Movimiento pan-europeo, aún sin tener conexiones culturales o existir esa distancia de carácter. Es decir, un español identitario se siente más cercano a un siberiano que a un hispanoamericano.

De influencias germánicas, ha sido un movimiento fundamentalmente desarrollado en Francia; uno de sus ideólogos modernos fue Dominique Venner, que se suicidó en el año 2013, delante de la Catedral de Notre-Dame en París, en protesta por la legalización del matrimonio homosexual en Francia.

Entendió que era una forma de despertar conciencias frente a la destrucción de la identidad europea. No le faltaba razón, pero ¿hay que llegar al extremo del suicidio para querer convertirse en mártir? La Europa de Venner no es el ideal que tenía, puesto que su muerte se ha olvidado rápidamente y la vida continúa, sin que su acto tenga mayores consecuencias que la del shock momentáneo para pasar a diluirse con el transcurso del tiempo. Se equivocó completamente;  vale más una resistencia continuada que un hecho impactante, pues acaba por caer en el olvido; y recoge el testigo otro identitario que ocupará su puesto de líder sin temblarle la mano. Porque no hay que olvidar que entre los identitarios, entre las diferentes facciones identitarias hay caudillos y cada uno de ellos pretende su porción de poder.  Por ello van produciéndose escisiones y movimientos de piezas.

Un patriota puede ser identitario, pero un identitario no es patriota; esa es la diferencia manifiesta.

La patria ya acoge la identidad, no es necesario separarla. La patria es apego, afecto a los valores familiares, a los antepasados, a la tierra, a la cultura y tradición, a la sangre derramada para defenderla, a la grandeza de su historia, a los héroes de nuestra historia. La patria se lleva dentro, se la echa de menos cuando se está lejos, se siente su olor, su gastronomía, su orografía. La patria es madre y como hijos debemos amarla y transmitir a nuestros hijos y nietos los valores patrios, para que generación tras generación se conserven.

Debemos mucho a nuestros antepasados patriotas, a los españoles que dieron su vida por España y por Europa, por esa gran Europa que formaba parte de nuestro imperio; fueron precisamente los “identitarios” de esos pueblos  -los que se unieron en una identidad protestante, sin sentir la patria pero sí su herejía-  los que agresivamente se separaron de la unidad que España había consolidado. ¿Y ahora piden una Europa identitaria? ¿Ahora consideran que los españoles forman parte de esa identidad europea?

38905499.jpgEuropa le debe mucho a España, quizá por eso los identitarios europeos reniegan de la historia, se les puede sacar los colores. Porque Europa se forjó gracias al catolicismo, esa fue la idea europea y esa fue la Europa ideal.

Españoles, conservemos nuestra identidad española, que va por delante de la europea. Unámonos todos los europeos en el combate contra la invasión, pero como objetivo de defensa común y solidaria de todas las patrias europeas; distintas pero unidas en la defensa de nuestras tierras.

 

descarga.png

Por razones ambientales…..rásquese su bolsillo

 

descarga.jpg

La activista anti- desahucios Colau, que se convirtió en alcaldesa de Barcelona, anunció  hace unos meses que se va a prohibir la circulación de vehículos , cuya antigüedad sea igual o superior a los 20 años, por Barcelona capital y 40 municipios de alrededor. El plazo para la imposición de esta media se fija para el 2019.

El motivo es reducir las emisiones de gas contaminante. Es decir, una nueva medida ecologista que tendremos que pagar los contribuyentes nuevamente. Tanto sea aquellos que tienen en buen estado de conservación su vehículo – pese a la antigüedad del mismo-  al verse obligados a comprar uno nuevo,  como los que sin tener que comprárselo, tendrán que sustentar con sus impuestos las compensaciones a los afectados en bonos gratuitos para el transporte público. (Que está en estudio, luego, no será cierto, sumado a que hay lugares a los que no llegan las redes de transporte público o generan un tiempo excesivo en el trayecto)

Todo ello debido a un capricho de una panda de ecologetas izquierdosos que se encuentran gobernando las administraciones españolas. Y que, por supuesto, no resultan afectados dado que su transporte lo realizan en vehículos oficiales o bien disponen de altos salarios para la adquisición de los vehículos que les plazcan. Antes de gobernar, recordemos que protestaban por cualquier medida impositiva que pudiera afectar a la clase menos favorecida; ahora no piensan en los más pobres; recopilaron sus votos y se hicieron con el poder.

Los “pobres” que les votaron tienen su merecido, pero a causa de su contribución al desmadre existente en el ayuntamiento de Barcelona, todos seremos perjudicados.

Esta regulación –como otras igual de capciosas – sirve a los arteros intereses del  ecologismo político. Este ecologismo que proviene de ideologías marxistas se impone por medio de normativas dictadas por la administración pública con fines perversos. Todos debemos ser ecologistas, pero a su modo.  El peligro de esta “línea educativa” es que la población acaba por interiorizar el mensaje, de tal manera que siente culpabilidad por la advertencia del “peligro del cambio climático”.descarga (1).jpg El mensaje es claro: Si no colaboras, si no haces lo que te estamos inculcando, eres culpable del deterioro del planeta; por tu salud, por la convivencia social, actúa como ecologista.

El ecologismo es ideología, no hay que olvidar que entre los más acérrimos defensores se encuentran los grupos izquierdosos anti-sistema que,  excusándose en tal corriente, justifican sus actos, en su mayor parte agresivos. Y esos mismos, son los que tienen en su agenda política la defensa del aborto, como derecho a elegir, como forma de no promover el aumento de la natalidad, cuyas consecuencias explican que son desastrosas para el planeta pues se agotan los recursos; en este punto se unen a las teorías malthusianas.

No en vano, el precursor de la ecología como ciencia, Ernst Haeckel, autor de “Historia de la creación natural” (1869),   defendía la relación de los seres vivos con el entorno ambiental; es decir, el hombre como animal, en relación con otros animales y su entorno natural. De ahí, surge la idea que somos tierra, somos aire, somos animales, formamos parte en esencia de los bosques y de los mares. Propugna que el hombre no debe utilizar los recursos naturales para su propio beneficio, porque tiene la misma dignidad que cualquier ser vivo de la tierra, la misma que una araña o una hormiga. Evidentemente, el alma está eliminada del ser humano porque no es más que cualquier elemento de la naturaleza. Se trata de las teorías darwinistas llevadas hasta su más absoluto extremo.

Paralelamente, se impone una nueva forma de alimentación, restringiendo la carne, surgimiento de dietas vegetarianas, de dietas macrobióticas cuyos ingredientes no pueden combinarse si no es resultado del equilibrio Yin y Yang, filosofías orientales que llaman a la meditación personal y que tienen que ser complementadas con la alimentación que dictan.

Y ya, actualmente, con la fiebre de las dietas alimentarias – producto del exotismo más ridículo- aconsejan hasta ejercicios físicos complementarios que imitan al hombre primitivo en su entorno natural, cazador, trepador….Se trata de convertir al hombre que domina la naturaleza en un miembro más de las especies. Lo preocupante no es la cuestionable salubridad de ese método de vida, sino la implantación de una ideología, sin percibirlo el que así lo acepta. 274c403f9d5588326decc2b2d0ca9c1a.jpgEs propio del marxismo cultural la difusión de ideas abocadas al exterminio del criterio propio, sin apenas darse cuenta el afectado, llegando incluso a considerarlas extraordinarias.

Una vez que la población acepta el juego impuesto, no hay que olvidar las ingentes cantidades de dinero que mueven los “cabecillas” de esta revolución ecologista. Los efectos cercanos los tenemos en el reciclaje –ya comenté en otra entrada– y en circunstancias cotidianas; como ejemplo cercano: la venta de bolsas de plástico en los supermercados para llevar la compra realizada; como siempre el cuidado del medio ambiente va a cargo del presupuesto y esfuerzo del consumidor, no del establecimiento o el legislador.

El ecologismo se vende como interés social, pero en realidad los que lo promueven se enriquecen a costa del soporte económico de la población; una población que cree colaborar al sostenimiento del planeta, cuando en realidad es un negocio lucrativo.

Volviendo al comienzo de la entrada; mientras tanto, los que tengan vehículos matriculados hace 20 años, que los han mantenido en perfectas condiciones, que precisan de su uso para desplazarse a sus trabajos…..ya pueden ir ahorrando para comprarse uno nuevo, ya pueden empezar a pensar en financiaciones, préstamos, etc., gracias a los ecologistas.

Un plan perverso: exterminio de Europa y la muerte de Occidente

 

Toda una ilustración sobre la realidad que estamos viendo  y – aunque no lo perciba la mayoría de la gente- estamos sufriendo.

El Plan masón Kalergi está en marcha y se está llevando a cabo en Europa.

En unos años, el europeo autóctono desaparecerá y casi nadie percibirá cómo ha sido posible.

No son teorías, son hechos reales. Nada más que añadir a lo que contiene el vídeo que propongo, se explica abierta y perfectamente.

Hasta el último hombre

3772280

 

Magnífica película en su dirección e interpretación y no digamos en su puesta en escena.

Mel Gibson –uno de mis dos directores favoritos- pone la carne en el asador de nuevo con esta película. ¿Moraleja? Es una persona tan inteligente, que hay que reflexionarla.

¿Es temática bélica? ¿Es moral? Un poco de todo. ¿O acaso lo bélico está carente de moral? ¿Defender lo moral puede hacerse a través de lo bélico? Por supuesto que sí.

La sinopsis: Un joven cristiano –protestante- se alista en el ejército en la II Guerra mundial con el fin de salvar vidas. Sus principios le impiden empuñar un arma, se declara objetor de conciencia. Ello causa un conflicto con sus compañeros de la unidad y sus superiores pues no entienden su alistamiento si renuncia a su formación en la milicia llevando un fusil.  Devoto de su fe alega que es mejor construir que destruir y que su alistamiento responde a colaborar en lugar de quedarse en su casa a salvo. Su colaboración se limitará a las tareas sanitarias sin tener la obligación de disparar.

Curiosa moraleja, porque basada en una historia real resultó que salvó a más de cincuenta soldados que se encontraban heridos y que si no hubiera sido por él hubieran acabado muertos a manos de los japoneses. La historia se desarrolla en los crueles combates  de la isla de Okinawa.

La Guerra del Pacífico fue la parte más dura de la II Guerra Mundial. Los aliados –americanos- se enfrentaban a una fuerza descomunal: Los japoneses. Sin escrúpulos,  exigentes con su honor, con una visión de la vida y la muerte distinta a la occidental. No temían a la muerte, lo daban todo por su patria, por su tierra, por su superior.; no había debilidad, la flaqueza era símbolo de deshonor y se pagaba con la muerte. Eran duros combatientes. La diferencia con los marines occidentales es que los japoneses creían que ellos eran dueños de su propia vida y de su muerte, pues carecen de fe cristiana. De ahí sus propios suicidios en sus rituales.

En Okinawa se llevó a cabo la operación anfibia más importante de la Guerra del Pacífico. Los marines americanos ganaban terreno poco a poco, con muchas bajas. Y de la misma forma que iban ganando posiciones las perdían. Las bajas se contaron por cientos de miles. Poco después de terminar los ataques en Okinawa, Japón se rindió.

Mucho se ha escrito sobre las repercusiones de la invasión americana en Okinawa acerca de los abusos sobre la población civil, por parte de los americanos y por parte de los japoneses durante las batallas. Puede ser cierto o no. La cuestión es que siempre se lucran los que no han combatido y extraen el morbo correspondiente que les llena los bolsillos.

Volviendo a la película.  Tenemos dos partes: La primera mitad con claros colores, luces, narra la vida del joven, la segunda mitad son las imágenes de la guerra. Se utiliza el claroscuro, ya no hay sol, no hay casi luz; es el infierno. Las secuencias de la batalla son extraordinarias, con un realismo fuera de lo común –y seguramente se queda corto- .  Son impresionantes.

El actor protagonista tiene un carisma especial; muy bien elegido por Gibson. Un actor del que se perciben las emociones, su mirada lo dice todo. Excelente.

Para terminar me quedo con una conversación entre el capitán y el joven protagonista. Hay un momento que a mí me parece crucial.

Dice el capitán: “ Ellos no creen de la misma manera que tú pero sin duda creen en lo mismo que tú. Lo que has hecho es un milagro y forman parte de ello”.

Mi conclusión es que se puede luchar por el mismo objetivo de dos formas. Y ambas son legítimas, siempre y cuando se dirijan a la consecución del mismo bien.

La Espada y la Cruz.

Evidentemente, la Cruz dará fuerza a la Espada. Y la Espada defenderá la Cruz.

Esto creo que es lo que Mel Gibson trata de transmitir. Es mi opinión, claro está.

Invito a ver la película. No defraudará. No olvidemos que es Mel Gibson, garantía a todas luces.

 

La Espada y la Cruz

 

Un brillante vídeo realizado en su momento por un patriota que conozco y que desde aquí le doy las gracias; lástima que ya no edite más.

Patria, ¡qué hermosa palabra!

Luchar por la Patria, ¡qué valiente gesto! De obligado cumplimiento

y

el que traidor la abandone,

no tenga quien le perdone,

ni en Tierra Santa cobijo,

ni una cruz en sus despojos,

ni la mano de un buen hijo

para cerrarle los ojos.

 

Transmitamos a nuestras generaciones futuras que a la Patria se le defiende hasta la muerte.Un soldado está dispuesto a ello, por eso es soldado. Seamos soldados de España.

Los soldados españoles no capitularon ante los protestantes; así que no van a capitular ante los moros:  «Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos».

En honor a la patrona de su infantería,   nuestra Señora de la Purísima e Inmaculada Concepción, que hace 431 años en el glorioso 8 de diciembre de 1585 cambió el rumbo de la batalla.  Se obró el milagro de Empel.

Decir España es decir María, decir Patria es decir España; es decirlo todo.

¡Viva España! ¡Vivan los Tercios!

Tiempos difíciles crean hombres duros

 

15192697_10154894358169101_7240949133899982025_n

Me encontré con esto. En pocas palabras ¡cuánto dice!

Estudiar la historia no debe representar solamente un motivo de ocio o de muestra cultural al prójimo –la mayoría de las veces de arrogancia- sino de aprendizaje y motivo también para hacernos preguntas aplicándolas al tiempo actual. Pero pocos, muy pocos analizan concienzudamente los hechos, muy pocos perciben que nos acercamos al abismo, a la oscuridad; porque se cierra la puerta al conocimiento y se abre a la ideología. Invadiendo ésta el conocimiento, la manipulación está servida.

¿En qué punto nos encontramos ahora? En el momento en que los “buenos tiempos” han creado “hombres débiles”. Aún estamos en buenos tiempos, aún están los aeropuertos llenos, los restaurantes, hay colas kilométricas para comprarse un móvil de última generación, hay páginas de internet que se recrean con los comentarios de los foreros,  la prensa se enriquece y cada uno dice la suya, la política está manipulada por hilos invisibles que no se pueden percibir y que mantienen a la población entretenida….

La población va moviéndose en función de lo que la prensa o la política va imponiendo.  Una población débil, sin criterio, que a cualquier cosa le llaman valentía, cualquier personajillo mediocre, aunque tenga un pasado dudoso,  ya es erigido líder por pandas de foreros en internet, un Congreso que parece el patio de un colegio……  En el país de los ciegos, el tuerto es el rey.

Estamos en unos tiempos en los que son considerados “valientes”  aquellos que hablan de lo que otros quieren oír; y reciben los aplausos. El “valiente” es aquel que se aprovecha de la carencia de la gente y llena con discursos esos vacíos.  Estamos en los tiempos del bla, bla, bla, de la diversión gratuita que provoca la desidia en lo importante.  Estamos en los tiempos de los “hombres débiles” que en un futuro crearán “tiempos difíciles”.

01-william-trego-_the-chariot-race-from-ben-hur-also-known-as-the-second-goal-_        Estamos en los tiempos del PAN Y CIRCO.

Hasta que los tiempos no sean realmente duros y el pan y circo no tenga efecto, hasta ese momento, no podremos aspirar a tener “hombres duros”. Y en ese momento, todos los bocazas, esos que sin mérito se erigen en valientes ante una población cobarde, se esconderán en sus madrigueras porque no son hombres fuertes, son mediocres que proponen la distracción a la población extraviada.

Espero poder ver con mis propios ojos  esos  “tiempos difíciles” que crearán “hombres duros”. Porque es vomitivo ser testigo de la proliferación de tantos “hombres débiles” y de tanto aprovechado de esa debilidad. Aunque recibirán mi agradecimiento todos esos “hombres débiles”  y  sus directores de orquesta por haber propiciado la aparición de los “hombres duros” porque es entonces cuando podremos disfrutar de verdaderos “tiempos buenos”.

Solo nos queda esperar y,  si tenemos ganas, reírnos con el espectáculo,  sentados en la grada más alta, claro, no sea que nos salpique.